Ciclo B- V Domingo de Tiempo ordinario

Imatge relacionadaLa Palabra

Evangelio MC 1,29-39

NARRADOR: En aquel tiempo, al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a la casa de Simón y Andrés. Por el camino iban diciendo:

SANTIAGO: No olvidaré nunca lo que hiciste, Jesús, en la Sinagoga.

JUAN: ¡Está claro que Jesús eres el mejor y más maravilloso!

NARRADOR: Cuando llegaron a la casa de Simón.

JUAN: ¿Cómo está tu suegra, Simón? Nos han dicho que estaba enferma.

SIMÓN: Bueno, lleva muchos días con fiebre y no le baja.

NARRADOR: Él se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles.

JUDÍO 1: ¡Maestro! aquí fuera hay mucha gente que desea hablarte.

JESÚS: Diles que pasen

Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar.

SUEGRA: Es muy tarde, Jesús. ¿Por qué no descansas un rato?

NARRADOR: Se levantó de madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se marchó a un lugar solitario y allí se puso a orar.

NARRADOR: Simón y sus compañeros fueron en su busca y, al encontrarlo, le dijeron:

SIMÓN: Todo el mundo te busca.

JESÚS: ¿Aún no habéis entendido nada, amigos? He venido para ayudar a todos, no a unos pocos. Vámonos de aquí.

JESÚS: Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido.

NARRADOR: Así recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando los demonios.

 

Explicación

Durante algunos años Jesús fue por los pueblos de Galilea, haciendo sobre todo, dos cosas: anunciar la bondad y el amor de Dios Padre, y librar a las personas de todo mal que pudiera hacerles daño. En el evangelio de hoy se dice que curó a la suegra de Pedro, curó a muchos enfermos y estaba siempre disponible para ayudar a todos los que le pedían ayuda. Y siempre encontraba un rato para estar con su Padre y mantener con él una relación estrecha y cariñosa, estaban muy unidos.


Oración

Señor…

Ayúdame a curar todo lo que he hecho mal,

todo lo que no me deja estar tranquilo,

mis enfados y egoísmo.

mis actitudes;

y dame tus sentimientos,

llena de ti todos mis miedos.

Haz que me sienta mejor hablando contigo.


Vamos a jugar

Pinta el dibujo