Ciclo A- XXIX Domingo de Tiempo Ordinario

Imatge relacionadaLa Palabra

Evangelio Mt 22,15-21

Narrador: En aquel tiempo los fariseos se fueron a deliberar y ver cómo le podrían cazar en alguna palabra. Le enviaron discípulos suyos con los herodianos a decirle:

Fariseo 1: Maestro, sabemos que eres sincero, que enseñas de verdad el camino de Dios.

Fariseo 2: y que no te importa nada el qué dirán, porque no tienes respetos humanos.

Fariseo 1: Dinos tu parecer: ¿Es lícito pagar el impuesto al César o no?

Discípulo 1: Ahora sí que la están liando: si dice que sí, que hay que pagar los impuestos, todos los judíos se enfadarán con el.

Discípulo 2: Y si dice que nonhay que pagar impuestos...los fariseos se lo dirán a los romanos.

Discípulos: Madre mía, a ver cómo sale de esta.

Narrador: Jesús, conociendo su malicia, dijo:

Jesús: Enseñadme la moneda del tributo.

Fariseo 2: Aquí está, cógela.

Jesús: ¿De quién es esa cara y esa inscripción?

Fariseos: La moneda tiene dibujada la cara del César.

Jesús: Él les dijo: «Pues dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Explicación

Un día los fariseos pusieron a prueba a Jesús para denunciarlo y  le preguntaron: ¿Es lícito pagar el tributo al César? Así le denunciarían dijese lo que dijese. Pero Jesús les pidió una moneda y les preguntó: -¿De quién esta cara que hay en la moneda? -Del César, le respondieron, y añadió Jesús: -Pues dad al César lo que es del César a Dios lo que es de Dios.

Les quiso decir que a Dios le danos nuestros dones y al César o el poder todo lo terrenal.

Oración

Gracias, Señor,

por ayudarme a saber lo que quiero en la vida.

Hazme una moneda tuya donde esté grabada la alegría

que tú me das  y por saber que soy hijo tuyo.

Y que con mi Fe ayude a crear un mundo mejor.

Vamos a jugar

Pinta el dibujo