Jesús y la oración

Jesús y la oración

Más adelante hablaremos de lo que Jesús dice sobre la oración. Ahora me limito a recordarte cómo y cuándo ora Jesús. Y lo hago indicando solamente algunas citas (9), y todas del Evangelio de Lucas. Algunos momentos de oración de Jesús pueden pasar desapercibidos cuando leemos el texto; sin embargo nos indican muy bien el hábito de orar que tenía Jesús. Con cada cita, un breve comentario o anotación. Tú después saca tus propias consecuencias.

1.  Lc 3, 21-22: Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado y, mientras oraba, el cielo se abrió y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma; y vino una voz del cielo que decía: «Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia».


2. Lc 4, 42. 5, 15-16: Cuando ya era de día, salió y se fue a un lugar desierto. La gente lo buscaba y, llegando a donde estaba, lo detenían para que no se fuera de ellos. (…) Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírlo y para que los sanara de sus enfermedades.  Pero él se apartaba a lugares desiertos para orar.


3. Lc 6, 12-19: En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Cuando llegó el día, llamó a sus discípulos y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles: Simón, a quien también llamó Pedro, su hermano Andrés, Jacobo y Juan, Felipe y Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo, hijo de Alfeo, Simón llamado Zelote, Judas hermano de Jacobo, y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor. Descendió con ellos y se detuvo en un lugar llano, en compañía de sus discípulos y de una gran multitud de gente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón que había venido para oírlo y para ser sanados de sus enfermedades; también los que habían sido atormentados por espíritus impuros eran sanados.  Toda la gente procuraba tocarlo, porque poder salía de él y sanaba a todos.


4. Lc 9, 18ss: Aconteció que mientras Jesús oraba aparte, estaban con él los discípulos; y les preguntó, diciendo: ¿Quién dice la gente que soy yo?


5. Lc 11, 1: Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar y, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos”.


6. Lc 21, 37-38: De día enseñaba en el Templo y por la noche salía y se quedaba en el monte que se llama de los Olivos.  Y todo el pueblo acudía a él por la mañana para oírlo en el Templo.


7. Lc 22, 39ss: Salió y se fue, como solía, al Monte de los Olivos; y sus discípulos lo siguieron.


8. Lc 23, 34: Jesús decía: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.”


9. Lc 23, 46: Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.



1. Hago silencio en mi interior...

2. ...siento que estoy en la presencia del Padre, invoco al Espíritu para que me ayude en la contemplación de esta Palabra...

3. Elijo alguna de las citas, la leo en el contexto… y voy viendo qué me indica para mi práctica de la oración personal. También dirijo mi oración al Padre a partir de lo que el texto me sugiere.