Unable to create /cache/mod_novasfh/sfh_56.xml configuration file.
Click here for more information.
Please update your Flash Player to view content.
Catalán

¿Y tú cuándo comes?

¿Y tú cuándo comes?

¿Pero quién me ha mandado hacer esta pregunta?, me ha pasado por la cabeza tras formularla. Estaba hablando con un profesor de una escuela de Guinea Ecuatorial. Un chico de unos 30 años que ha estudiado magisterio, tiene la carrera de filosofía y está trabajando de profesor en la escuela desde las 7:30 h de la mañana hasta las 13 h. La conversación era banal, de aquellas conversaciones que se tienen casi por compromiso, de pasillo, por decirlo de algún modo; y para él seguro que ha sido así, pero para mí no, y todo ha surgido a partir de esta pregunta, ¿ y tú cuando comes?

Y quizás os preguntaréis porqué le he preguntado esto. Este chico está estudiando en la universidad una tercera carrera. Está en el último curso. Entra a la universidad a las 13:30 h hasta las 18h. Él tiene suerte porque acaba pronto, otra profesora de la escuela no acaba hasta las 20:30h.

Admiro esta tenacidad, este espíritu de superación y de buscar oportunidades de cambiar en medio del caos. Malabo es la capital de Guinea Ecuatorial, el país más rico del continente africano, con una renta per cápita equiparable a la de los países nórdicos debido a su riqueza basada en la industria del petróleo. Dispone de recursos para que todo el mundo pueda vivir de manera más que aceptable, naturales, minerales, nuevas oportunidades,... pero,  ¿qué veo cada mañana? Una ciudad caótica, sucia, donde la gente malvive con lo poco que tiene. ¿Dónde está la riqueza del país? Pues mucha parte está recluida en manos del poder, pero otra también se  va hacia el Norte.

Y en medio de esta pobreza, de esta ciudad descuidada de sus gobernantes, de esta otra Malabo,  veo una chispa de esperanza. Gente con ganas de aprender, de mejorar su situación y la de su país, tienen una mirada diferente, ven un horizonte que va más lejos del día siguiente.

Y toda esta lluvia de pensamientos hoy ha sido un aguacero debido a la respuesta recibida. Y por un momento me he sentido estúpida de preguntar una cosa así. Pero esto es como la lluvia fina, que parece que no moja pero que poco a poco va calando. Se tiene que digerir, pero... ¿Y tú cuando comes? “Dicen que el pobre no come cuando tiene hambre  sino cuando tiene algo que llevarse a la boca. El rico es el que come cuando tiene hambre”.

Maria Jorquera, voluntaria en Guinea Ecuatorial

Infórmate

Hazte amigo nuestro en el

Síguenos en el

Seguir a webdepastoral en Twitter

Comparte este artículo