Unable to create /cache/mod_novasfh/sfh_56.xml configuration file.
Click here for more information.
Please update your Flash Player to view content.
Catalán

Goma: como la hierba debajo de los elefantes

Desde la República Democrática del Congo nos llegan estos últimos días noticias de guerra. Una vez más la padecen hasta la muerte muchos inocentes, pero una vez más también la solidaridad de las comunidades salesianas en el lugar nos conmueve.

 

(ANS - Goma) - Hoy 23 de noviembre, es un día más de espera para Goma. Los rebeldes del M23, que desde el martes tienen control de la ciudad, han empujado la línea de conflicto hacia el interior del país. En el centro educativo Don Bosco de Ngangi sin embargo, permanecen para hacer frente a diversos problemas debido al hacinamiento y la falta de alimentos y medicinas. Los obispos de África, por su parte, lanzan un llamado a la reconciliación.

“Los enfrentamientos entre el M23 y el grupo Nyatura, un aliado de las FARDC - el ejército congolés - están ahora en Sake, a 30 km al noroeste de Goma. Mientras los refugiados en Ngangi todavía están aquí", escribe el padre Piero Gavioli, director de la obra salesiana de Goma.

Los rebeldes prometen continuar la guerra y llegar primero a Bukavu y después a Kinshasa para derrocar al actual gobierno de Joseph Kabila. Las nuevas autoridades han instado a la gente a volver a sus actividades habituales: escuelas, tiendas, bancos vuelto a abrir.

De la Radio se filtran noticias desde la cumbre de Kampala entre los Estados miembros de la Conferencia Internacional de la región de los Grandes Lagos. "Nos parece que los grandes que discuten se preocupan poco de la tragedia que afecta a la pobre gente. En África se dice que cuando dos elefantes se pelean, es la hierba la que es pisoteada, - comenta triste el director - En Kivu la pobre gente está pagando un pesado tributo en la lucha de los grandes. Sólo en Ngangi dos personas han muerto por balas perdidas: aún no hay cifras oficiales sobre las víctimas, pero las noticias informan de muchos casos."

En el centro de Ngangi, por su parte, salesianos y voluntarios trabajan para hacer frente a la urgencia, divididos en tres grupos: el primero hace el censo, el segundo escucha a los refugiados para comprender las necesidades y proyectos; y el tercero acoge a los niños desnutridos que necesitan alimentación urgente. El padre Gavioli aporta los datos: "El miércoles, además de los internos, contamos 2578 adultos y 4962 niños; son sin duda más, ya que en la mañana muchos jóvenes y adultos van a la ciudad. Los niños desnutridos eran 316, a los cuales hemos dado un suplemento energético. En cuanto a la intención de los refugiados, casi todos quieren regresar a casa, buscan ayuda para el viaje, comida para los primeros días y una lona para protegerse de la lluvia, porque no saben si sus casas o cabañas todavía tendrán techo".

Ayer, jueves 22, en la obra salesiana llegaron muchos trabajadores de diversas ONG que fueron evacuados a Ruanda y que sólo ahora están de vuelta. La Cruz Roja Internacional ha traído medicinas y prometió un auto cisterna; el Programa Alimentario Mundial controla los stocks para ver si puede traer otros alimentos; Médicos Sin Fronteras ha enviado medicamentos y asegura su presencia en caso de emergencia; mientras que "War Child” enviará a todo su equipo para dar una mano. El problema más urgente ahora es el de la comida: "Hemos recibido promesas de ayuda, pero tuvimos que comprar solamente harina, azúcar y frijoles para dar algo a los niños, mujeres embarazadas o en lactancia, personas con discapacidad, personas mayores sin apoyo."

Mientras tanto, los obispos de África han hecho oír su voz. En un mensaje conjunto, expresaron que "la integridad territorial de la República Democrática del Congo debe ser protegida y respetada por todos" (...) han renovado un llamamiento a diversos organismos internacionales, gobiernos y “a las multinacionales mineras del sector", para que hagan prevalecer el diálogo y la justicia; y han pedido a la red Caritas, a las otras organizaciones de caridad, a las iglesias y a otras organizaciones humanitarias que redoblen sus esfuerzos para ayudar.

 

Agenzia Info Salesiana, 23/11/2012

Infórmate

Hazte amigo nuestro en el

Síguenos en el

Seguir a webdepastoral en Twitter

Comparte este artículo