Unable to create /cache/mod_novasfh/sfh_56.xml configuration file.
Click here for more information.
Please update your Flash Player to view content.
Catalán

13 de abril de 2012

Hace tiempo que no me siento en el ordenador a compartir con vosotros la vida de la misión de Zway… Y, seguramente, con los detalles de cada jornada podría escribir una página cada día… Hoy en Etiopía es Viernes Santo, como sabéis no sólo estamos en el día 5 del octavo mes del 2008, sino que, como seguimos litúrgicamente también el calendario ortodoxo, hoy estamos celebrando la Pasión…

Esta mañana, como ya llevamos haciendo en los últimos 11 años, hemos tenido un precioso viacrucis subiendo a la montaña, los jóvenes dramatizan cada estación y verdaderamente se crea un ambiente muy bonito de oración… Y es esto lo que quería compartir con vosotros, esta mañana, cuando caminábamos hacia lo alto de la montaña (son 5 horas de camino) pensaba sólo en el viacrucis diario que viven las personas con las que el Señor me ha regalado para compartir el camino. Prácticamente he tenido todo el camino de la mano a Abubeker, un pequeño niño de 9 años que continuamente me hace reflexionar…. Abubeker llegó a la misión con sus tres hermanos mayores y su hermanito gemelo el año del hambre… y no puedo olvidarlo porque estuvo debatiéndose entre la vida y la muerte por casi un año… Mientras que su hermano gemelo estaba medianamente bien, a Abubeker, desde sus primeros años de vida le ha tocado siempre sufrir… Después de aquel año (era el 2003) la familia se quedó a vivir en Zway porque en el poblado no tenían nada de nada y los niños ya habían entrado en la escuela… y durante estos años han seguido la escolarización y la madre ha trabajado haciendo cestitos.

Pero el drama ha recomenzado para ellos otra vez hace unos 4 meses… El padre decidió que volvían todos al poblado y, una vez allí, puso a los niños a trabajar… los dos pequeños cuidando el ganado en una granja; al más mayor espantando pájaros en una huerta vecina y la niña sembrando… Hace apenas un mes, las señoras que hacen cestas y que son amigas de la madre me dijeron que estos tres niños llevaban 3 meses viviendo en la calle… que se habían escapado de casa porque no quería trabajar y que vivían en las alcantarillas de Zway…. Evidentemente en cuanto me enteré mandé un amigo suyo a buscarlos y, por la tarde, ya estaban en la misión…. ¡No os podéis imaginar en qué condiciones!... sucios, delgadísimos, con los vestidos rotos… cuando les di un trozo de pan no imagináis el modo de devorarlo!!!!... Y aquí recomenzó el camino de qué hacer con ellos… Con su hermana mayor , que ya tiene 18 años, les mandé al Ministerio de la Mujer (que aquí en Etiopía es también el que se hace cargo de los niños)… mandaron buscar al padre y después de 3 días que los niños pasaron en la misión (y durmiendo en casa de una señora que se hizo cargo de ellos), la niña llegó a las 4 de la tarde para decirme: “Sister Nieves, os esperan en el Ministerio de la Mujer porque yo he dicho que las SalesianSisters se hacían cargo de nosotros”. Y allí nos presentamos, menos mal que en el ministerio nos conocen y nos quieren… allí estaba el padre de los niños, el jefe del poblado y Radia con sus tres hermanitos. La conclusión fue clara: Asuntos de la Mujer se encargaba de la tutoría legal, Radia como ya tiene 18 años de sus hermanos, y nosotras de todo el resto (casa, comida, vestido, escuela, material escolar…)… Yo ya había hablado con una señora de confianza que estaba dispuesta a tenerlos en su casa… ¡no os imagináis la sonrisa de los niños al saber que nos hacíamos cargo y que podían volver la escuela! Y así es como los cuatro ya están de vuelta otra vez en Zway y en clase… Y, esta mañana, era Abubeker quien, durante el viacrucis, no me soltó por un momento la mano, caminaba con los pies descalzos porque no quería estropear los zapatos que le habíamos dado… y me hacía reflexionar en el viacrucis de cada uno de los niños que el Señor ha querido poner en mi camino... en el viacrucis de cada una de las personas que cada día comparten conmigo la vida y que, cogidos de la mano, me regalan su mejor SONRISA y me repiten como hoy Jesús en la Cruz: “Tengo Sed”.

[…]

Desde aquí mis mejores deseos para esta Pascua… Hoy de nuevo nos atrevemos a decir que Jesús ha vencido la muerte y nos ha llenado de VIDA!!!

Nieves y la comunidad de Zway

(Extracto del “Boletín Informativo de la misión de Zway” Nº 24)

Infórmate

Hazte amigo nuestro en el

Síguenos en el

Seguir a webdepastoral en Twitter

Comparte este artículo